9. Invocación

A modo de conclusión, quisiera señalar que si bien los problemas del interior del país son grandes, el sólo esperar que el gobierno Central los solucione, creo que nos va a llevar por muchos años más a una larga espera y agonía, por lo que la migración de quienes buscamos alguna opción para nuestra vida seguirá teniendo el mismo camino, es decir todos los jóvenes tendrán que seguir emigrando y si son adultos y tienen alguna condición de liderazgo local al no poder solucionar los problemas de su localidad, y quizás los suyos propios, tendrán que seguir aspirando a tener un mejor cargo en las grandes ciudades y nuevamente de esta manera las provincias se irán quedando sin oportunidades y sin líderes que solo estarán beneficiando a los lugares donde los acojan.

Es un buen momento para hacer un llamado a TODOS los que salimos a calificarnos y/o a buscar nuevas oportunidades y si las encontramos o no, eso no debe tener mayor significado, puesto que lo que si tenemos es una gran experiencia y una demostrada fortaleza para la supervivencia, y si todo esto lo aunamos a una idea fija, a nuestra idea , a nuestro proyecto de toda la vida, para ser realizado e implementado en nuestro terruño, ya habremos hecho algo grande por este nuestro país.

Y finalmente no derrumbemos nuestros sueños ya que ellos convenientemente promocionados por nuestro gobierno local en algún momento encontrará a otro paisano que tenga medios económicos y que esté añorando tanto como nosotros por retornar, pero ya no sólo como turista, que eso no es malo, sino también como un inversionista, posibilitando de esta manera una nueva forma de descentralizar nuestro país esto es "una descentralización con inversión" ejecutada a través de un Programa de Retorno de Inversionistas.

Y para terminar existen dos citas que quisiera consignar y anexar a este documento, una de ellas es la del pedagogo Paulo Freire:

"Hay que leer la vida para poder vivir la historia; saber para preveer, preveer para prevenir y atrevernos a actuar mientras aun tenemos la ocasión de hacerlo, convencidos de que el riesgo sin conocimiento es desde luego peligroso, pero el conocimiento sin riesgo es inútil".

Y la segunda algo más extensa, y que es parte de un artículo escrito por Francisco Sagasti para el Suplemento Dominical de El Comercio el 27 de julio de 1986, el que a pesar del tiempo transcurrido creo que tiene mucha actualidad y vigencia, la nota titula:

Imaginemos Un Perú Mejor

"La capacidad creativa para imaginar futuros deseados y luego diseñar la manera de aproximarnos a ellos a partir de la situación presente, requiere de algunas condiciones básicas:

  • Es indispensable asegurar la continuidad del proceso democrático, como condición necesaria para la exploración colectiva de futuros deseados para el Perú.
  • Es necesario estimular la discusión sobre el futuro y promover una gran variedad de canales para el dialogo y el debate sobre el tema, de tal forma que todos los grupos sociales participen activamente en ellos.
  • Es preciso introducir el tema del futuro y de la planificación a largo plazo como un asunto legítimo de preocupación en los círculos académicos e intelectuales.

Todo esto requiere de una convergencia de esfuerzos y de una concertación de voluntades entre los representantes de los diversos grupos sociales:

  • El Gobierno con la responsabilidad de iniciar el dialogo que permita identificar futuros deseados
  • Los representantes del sector privado deben participar activamente, aceptando que la incertidumbre es una condición intrínsica de los sistemas democráticos y que no se debe confundir con la inestabilidad del sistema mismo.
  • Los políticos deben superar sus afanes protagónicos, dejar de lado actitudes excesivamente fiscalistas y de denuncia y concentrarse en la identificación de opciones viables para el futuro.
  • Los intelectuales  y profesionales abandonando su acostumbrado escepticismo, deben colaborar en la identificación de los futuros deseados y explorar la manera de acercarnos a ellos.
  • Los trabajadores y lideres sindicales, deben aceptar su responsabilidad solidaria con el futuro del país y superar posiciones maximalistas de confrontación en el corto plazo.
  • Las Fuerzas Armadas deben participar en los debates sobre el futuro del país, reafirmando su vocación democrática y su rechazo al autoritarismo que solo agravaría el desencuentro entre lo existente y lo que podemos ser como país."

No hay comentarios:

Publicar un comentario